¿Por qué hacer Body Pump?

22/05/20190
principal-1280x633.jpg

El body pump es un tipo de entrenamiento que combina actividades de aeróbic con ejercicios de musculación. En clases guiadas de una hora (existen también clases reducidas de 30 y 40 minutos), se trabajan diferentes grupos musculares con diferentes canciones. Si lo que buscas es ganar tono muscular y eliminar grasa corporal, el body pump es el tipo de deporte que estás buscando. Sentadillas, flexiones y levantamiento de pesas son algunos de los ejercicios que se realizan en estas clases.



Beneficios de la práctica de Body Pump

La práctica del body pump nos aporta numerosos beneficios. Para empezar, la masa muscular aumenta debido a los ejercicios de musculación que se realizan. Además, quemaremos grasa acumulada por los ejercicios aeróbicos que se combinan con los de musculación. Y gracias a esta combinación de ejercicios, nuestra resistencia física mejorará, a la vez que ganaremos fuerza y nuestra silueta se tonificará.


La práctica de body pump además, mejora la postura corporal, por lo que se eliminan muchos dolores de espalda. Las articulaciones también se ven reforzadas, y contribuye al aumento de la densidad ósea. Además, al tratarse de clases guiadas en grupo, te divertirás y es por esto que serás más constante y conseguirás cumplir tus objetivos.


Estructura de la clase de Body Pump

Lo primero que se hace en las clase de body pump, como en todo deporte, es calentar. Este calentamiento se realiza a base de una secuencia reducida de los ejercicios que se practicarán a lo largo de la clase. Después se procede a entrenar los diferentes grupos musculares, por lo general en este orden: piernas, glúteos, pectoral, espalda, brazo, hombros y abdominales. Para finalizar, en los últimos 5-10 minutos se realizan estiramientos para proceder a la vuelta a la calma y relajación.


Ejercicios habituales

Como hemos mencionado previamente, en el body pump se combinan ejercicios de musculación con ejercicios aeróbicos. En el caso de los pesos que se utilizan, estos siempre son adecuados a nuestras capacidades. A continuación os explicaremos algunos de los ejercicios más habituales en una clase de body pump.




Sentadillas

Este es uno de los ejercicios básicos de body pump. Manteniendo siempre la espalda recta, consiste en bajar y subir el tronco mediante la extensión de las piernas, con una barra apoyada en los hombros y cuello.




Curl de biceps

Este ejercicio consiste en levantar una barra o mancuerna con los brazos extendidos y las palmas de las manos mirando hacia el exterior. La subimos a la altura de los hombros, y después la volvemos a bajar.






Flexiones de triceps

Este ejercicio puede realizarse tanto con barra, mancuernas o discos. La postura inicial consiste en sujetar el peso con las manos por encima de nuestra cabeza con los brazos extendidos. El ejercicio se basa en el movimiento de subir y bajar ese peso por detrás de la cabeza, manteniendo continuamente el hombro y los codos lo más verticales posible.




Press de banca

Utilizando un step, nos tumbamos en él sujetando una barra a la altura del pecho y la empujamos hacia arriba hasta que los brazos estén extendidos. Después, de forma controlada, volvemos a bajarlo al pose inicial, y continuamos con el movimiento las repeticiones que nos indique el monitor.






Peso muerto

Este ejercicio se realiza con una barra. Poniendo el peso que precisemos en la barra, consiste en levantarla desde el suelo hasta nuestra cintura.




Zancadas

Las zancadas pueden hacerse con peso o sin él. Se trata de dar un paso alargado con una pierna, y mantener la otra en el lugar inicial, creando un ángulo de 90 grados. La rodilla que bajamos no ha de tocar el suelo.




¿Quieres probar esta clase? Pásate por Kirolklub, donde encontrarás body pump además de otras muchas actividades.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *