Calistenia y alimentación

10/12/20190
principal-5-1280x633.jpg

La calistenia es un sistema de entrenamiento físico en el que solo se utiliza el peso de nuestro cuerpo sin pesas o mancuernas. La palabra, de origen griego, hace referencia a kallos (la belleza) y sthenos (la fuerza), su objetivo principal es la búsqueda de la fortaleza y la armonia en los movimientos. En sus ejercicios se trabajan los principales músculos del cuerpo para lograr la mayor contracción muscular y la alineación perfecta del mismo.


Si nos ceñimos a su definición, la calistenia puede englobar el atletismo, las artes marciales o la danza, pero para ser más concretos, la variante más popular y que esta ganando más seguidores es el street workout. Esta actividad se realiza en el exterior y normalmente en grupo. Los parques son el lugar preferido para practicarlo, donde el mobiliario y sus zonas de gimnasio al aire libre se convierten en los escenarios mas recurridos.


Dominadas, flexiones y sentadillas son algunos de sus ejercicios más comunes, centrando la importancia en la buena ejecución de los movimientos.

Los principales beneficios que nos proporciona son:

  • Mejora la resistencia muscular.
  • Mejora la coordinación.
  • Aumento de la fuerza.
  • Tonifica los músculos.
  • Mejora la flexibilidad.
  • Fortalece las articulaciones.

Los ejercicios se pueden clasificar en tres tipos:


  • Ejercicios básicos:

Destinados a fortalecer nuestros músculos, mejorar la resistencia y a reducir la grasa corporal. Los más conocidos son las dominadas, sentadillas y flexiones. Una vez que se dominan estos ejercicios se puede pasar a técnicas más avanzadas.

  • Ejercicios estáticos:

Consiste en conservar una posición un tiempo concreto, respetando su postura inicial. Es importante entrenar bien los ejercicios básicos para conseguir llegar a una correcta ejecución y no producir lesiones en nuestro cuerpo. Las técnicas más comunes son front level, back level, planche, el pino, L sit.

  • Ejercicios dinámicos:

Se diferencian por su ejecución. Es un estilo más vistoso debido a la velocidad y fluidez de los movimientos. Los podemos ver en la práctica del freestyle, en los que se usa el peso del cuerpo para facilitar el balanceo y a su vez la combinación de movimientos.


Calistenia y alimentación


La alimentación es el punto más importante y el más difícil de conseguir. Cuanto mejor sigamos las pautas del día a día y seamos constantes en un periodo prolongado de tiempo, mejor serán los resultados.

El control del consumo de calorías es fundamental para el desarrollo de la dieta, ya que el objetivo es llegar a un déficit calórico (gastar más calorías de las que ingerimos) necesario para no engordar y poder seguir tonificando nuestro cuerpo.


Para mejorar nuestros objetivos a largo plazo hay que combinar una dieta sana aumentando la intensidad de los ejercicios. Una que vez se llega a una rutina, el cuerpo se vuelve eficiente en el metabolismo de las grasas pero no se produce un sobreuso de las mismas. Sin embargo, no hay que preocuparse ya que siempre que se introduzcan menos calorías de las que se consuman, estaremos yendo por buen camino.

La hidratación es otro punto a tener en cuenta. El agua es componente principal de nuestro cuerpo, significa el 60% del peso corporal. Es importante para el correcto funcionamiento de cada célula, tejido y órgano que nos compone.

Hay que mantener unas cantidades óptimas de hidratación sin pasarse. Es recomendable beber diariamente entre 2 y 3 litros de agua, sin olvidar que parte del consumo diario de líquido proviene de los alimentos. Muchas frutas y vegetales como la sandia, la piña, la naranja, el pepino, la lechuga, la calabaza… contienen altas cantidades de agua.

No todas las dietas son iguales, depende de los objetivos que se marquen: aumentar masa muscular, adelgazar, perder peso; y del metabolismo de década persona tenemos que fijar una ingesta de nutrientes diferentes.

Llevar una buena dieta no consiste en crear rutinas muy estrictas imposibles de cumplir. Una dieta equilibrada, es una dieta variada, donde los vegetales, las legumbres, la fruta, el pescado y la carne baja en grasa son los protagonistas.

El éxito de un programa de entrenamiento viene de la combinación de una dieta controlada, con una constancia y mejora de los ejercicios. Si se es capaz de llevar esta idea al día a día y mantenerla en el tiempo se cumplirán las metas marcadas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *